miércoles, 21 de julio de 2010

LA QUE NO TIENE OJOS

La que no tiene ojos,
la que calla
y dibuja la sombra de los huesos
con un punzón de olvido sobre nada;
la de fémures largos y el andar persistente
pasa frente al portal y le pregunto
sin recuerda un vagido que después tuvo nombre,
los escasos temblores del amor y el contento,
acaso unas palabras inútilmente escritas.

Nada sabe de historias.
Sólo toma lo suyo con la avidez de un buitre
y monta sobre el zaino con su presa
que es apenas un alma desgarrada
del llanto, de la mueca o la sonrisa
y la mirada toda, un vino derramado,
se pierde entre cenizas de lo que fuera un sueño.

La que no tiene ojos
muerde como el invierno las carnes ateridas
y quedan las violetas, las llaves, los relojes,
el agua y las costumbres,
las almohadas desiertas, la mesa abandonada.

Todo ha sido un destello de pan, piedra y rocío.

Con mi abrazo siempre
Long-Ohni

1 comentario:

Ledeska dijo...

que lindo blog........ intensas palabras... espero poder siempre estar aca... no se como llegue pero me gusto lerte... saludos desde chile....

LEDESKA